21 NOV 2012 | PRENSA

EL MUP CONDENó ENéRGICAMENTE EL PARO

A través de un comunicado el Movimiento de Unidad Popular expresó su "más enérgico rechazo" al Paro Nacional convocado por la CGT Azopardo y la CTA de Pablo Micheli.




A través de su secretario general Federico Martelli la agrupación coincidió como la mayoría de los sectores sindicales, en la validez del reclamo. Pero advierte que con el paro realizado este martes se "busca condicionar y debilitar al gobierno peronista de la compañera Cristina Fernández de Kirchner para impedir la profundización del modelo".

Martelli expresó que el modelo de gobierno desde el 2003 "ha puesto de pie a nuestro país, reconstruyendo la industria nacional, el empleo, la educación, los derechos sociales y culturales y sobre todo, la soberanía política. Un modelo que ha beneficiado a los sectores productivos, tanto del empresariado como de la clase trabajadora, que ha alcanzado salarios y cobertura social que permiten una vida digna",destacó.

"Llamamos a la reflexión a los dirigentes y militantes del movimiento obrero para que no sean funcionales a un sector minoritario, oligárquico y vende patria que busca limar el poder del gobierno nacional para detener el cambio que vivimos desde 2003. De este paro se beneficia Magnetto que quiere evitar la adecuación de Clarín a la Ley de Medios, se beneficia AEA que quiere devaluación y reducción salarial y se beneficia la derecha política que quiere terminar con el gobierno popular", manifestó el dirigente de la MUP.

Con respecto a uno de los puntos clave del reclamo del 20N, Martelli recalcó que"con un gobierno de los sectores conservadores o neoliberales, más lejos estará aun la posibilidad de eliminar el impuesto a las ganancias. De hecho, muchos ya no pagarán impuesto a las ganancias por ver destruidos sus puestos de trabajo".