9 SEP 2012 | PRENSA

CRECE EL NúMERO DE AGRUPACIONES JUVENILES KIRCHNERISTAS EN LA PROVINCIA

Si bien La Cámpora es la más conocida, en la provincia hay otras que trabajan a la par. Se diferencian principalmente por la fuerza de su presencia territorial.




Por Mariano Pistone

Cuando se habla de juventud kirchnerista la mirada se vuelve inmediatamente sobre los militantes de La Cámpora, agrupación bendecida por la presidenta Cristina de Kirchner. Pero la defensa a ultranza del modelo nacional y popular encarnado en la figura de Néstor y Cristina no es propiedad de ellos, sino de múltiples espacios similares que levantan bien alto, al igual que los jóvenes de la agrupación fundada por Máximo, las banderas de la justicia y la equidad social.

Estas agrupaciones, a diferencia de La Cámpora, tienen basta presencia en el territorio. Y, como es normal en política, todas poseen un referente a quien responden.

Desde estos espacios juran y perjuran que no tienen diferencias con “los compañeros” de la agrupación cuyo líder actual es Andrés “Cuervo” Larroque y que, por el contrario, trabajan de manera conjunta en muchos temas.

No obstante, estas agrupaciones de jóvenes K que proliferan en la provincia –ni los propios involucrados logran nombrarlas a todas ni dar un número aproximado de cuántas son– responden más a un lineamiento provincial.

Es decir, si bien todas están alineadas al “proyecto nacional”, La Cámpora tiene línea directa con la Casa Rosada y se organiza por fuera del PJ. Eso marca una diferencia clara. De hecho, el dedo índice de la presidenta Cristina Fernández señaló a tres de sus integrantes locales para ocupar lugares legislativos clave en las listas de las elecciones del año pasado.

A pesar de ello, desde todas las agrupaciones consultadas por este medio evitaron marcar diferencias con La Cámpora y, de hecho, dejaron en claro que trabajan junto con ellos. “Hemos empezado a articular acciones conjuntas en el territorio, eso deja de lado la discusión de que no tenemos las mismas metodologías de trabajo. De igual manera, coordinamos con todas las organizaciones de jóvenes tratando de no dejar a ninguna afuera”, comentó Jonathan Pérez, presidente en la provincia de la JP (Juventud Peronista).

“Todos estamos dentro del proyecto nacional y popular –subrayó luego–, pues en el kirchnerismo está representado el peronismo, ya que Néstor y Cristina volvieron a levantar las banderas del movimiento y los jóvenes volvimos a soñar con una patria grande, libre y soberana”.

Ese podría considerarse el pensamiento que une a los jóvenes K, en quienes el ex presidente y su esposa, la actual jefa de Estado, colocaron la semilla de la perpetuidad del kirchnerismo.

“La realidad es que todos los grupos de militantes jóvenes son principalmente kirchneristas. En ese marco, aun con pequeñas diferencias que puedan existir, compartimos una misma visión de proyecto de país”, remarcó Mariano Maure, concejal de Godoy Cruz y líder del Movimiento de Unidad Popular (MUP). Este espacio es liderado a nivel nacional por Federico Martelli, un joven de 30 años que trabaja junto con la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner.

El MUP fue señalado por varios referentes del kirchnerismo provincial como un espacio de jóvenes K. También Militancia Social, movimiento liderado por el subsecretario de Desarrollo Social, Rafael Moyano.

No obstante, estos espacios políticos no se rigen por una cuestión etaria, generacional, como sí lo hace La Cámpora. “Si bien la agrupación está compuesta por una gran mayoría de jóvenes, no le cerramos la puerta a nadie”, aclaró al respecto Moyano.

Las que se acercan más al formato que tiene la agrupación de Máximo Kirchner son La Discépolo, La Bicentenario y La Mariano Moreno.

La primera tiene su base en San Martín, aunque su radio de influencia llega a todo el Este. Fue creada por Juan Di Paolo –un docente de 34 años– y su referente es el jefe comunal Jorge Giménez.

Para Di Paolo, en la provincia son tres las agrupaciones “grandes” de jóvenes K que actúan de forma paralela a La Cámpora: la que comanda, la que lidera Moyano y el MUP. Luego aparacen, según su visión, varios movimientos que son más pequeños.

El otro espacio de militancia joven que se acerca al formato de La Cámpora es La Mariano Moreno, agrupación cuyo referente es el senador provincial Matías Stevanato, un joven de 30 años que fue secretario del ex gobernador Celso Jaque. “Si bien tenemos presencia en casi toda la provincia, nuestra fuerza territorial se centra en Maipú”, explicó Stevanato, y aclaró que su espacio está compuesto 100% por jóvenes.

Luego aparece La Bicentenario, otro movimiento conformado por militantes K sub 30 cuyo referente es el diputado provincial Gustavo Arenas. “Somos fuertes en Guaymallén y nos centramos sobre todo en la formación de cuadros técnicos; de hecho, tenemos un instituto de políticas públicas y formación política”, sostuvo el legislador.

Por otra parte, una agrupación que suma a muchos jóvenes, aunque no es exclusiva de ellos, es Victoria Peronista. Su referente provincial es el vicegobernador Carlos Ciurca. Este espacio de militancia es uno de los que mayor presencia territorial posee, con un fuerte trabajo de campo en uniones vecinales y otras instituciones.

“Victoria Peronista es una agrupación de compañeros militantes que adhieren a la gestión de la presidenta Cristrina Fernández”, apuntó Emilio Caram, subsecretario de Seguridad y el referente del movimiento en Godoy Cruz.

“Si bien sumamos a muchos jóvenes, la agrupación está compuesta por personas de todas las edades. Es conducida por Ciurca y tiene realidad en cada departamento”, agregó Caram.

Todas estas agrupaciones dan cuenta de un fenómeno político pocas veces visto, que tiene que ver con el nacimiento de decenas de espacios que trabajan por un mismo objetivo: apuntalar el modelo nacional y popular que encarnan Néstor y Cristina.